Alcachofa
de Tudela

La alcachofa de Tudela, conocida como la flor de la huerta navarra, es una de las verduras más valoradas por los amantes de la buena gastronomía. La variedad cultivada es la ‘Blanca de Tudela’. Es una alcachofa redondeada que se caracteriza porque sus brácteas no llegan a juntarse, dejando el orificio que las caracteriza. Ya sea en fresco o en conserva, es protagonista tanto de recetas tradicionales como de las recetas más innovadoras.

Alcachofa de Tudela

Zona amparada

la Alcachofa de Tudela

La zona de producción amparada por la Indicación Geográfica Protegida «Alcachofa de Tudela» está constituida por los terrenos ubicados en Navarra que el Consejo considera aptos para la producción de alcachofa que actualmente comprende un total de 33 localidades de la Ribera navarra con su centro neurálgico en la comarca de Tudela.

Características

La Alcachofa de Tudela es una planta herbácea que se conoce únicamente como especie cultivada con el nombre científico de Cynara scolymus. La Blanca de Tudela es la única variedad admitida que se ha desarrollado gracias a de la selección de los agricultores tudelanos. 

La Alcachofa de Tudela, se distingue de otras por su forma más redondeada y por tener un orificio circular en la parte superior debido a que las brácteas u hojas no llegan a juntarse para cerrar la cabezuela.

Es una especie típica de las regiones templadas y en los países del Mediterráneo como Francia, España o Italia aglutinan el 80% de la producción y el consumo mundial. 

Elaboración

Cultivo: El cultivo de la Alcachofa de Tudela es anual para el producto destinado al consumo en fresco y puede ser bienal para el producto destinado a conserva. Es una planta herbácea dotada de un poderoso sistema radicular que asegura la nutrición de la planta. Sobre la raíz se forma inicialmente un tallo y de ahí se origina las hojas cuyo conjunto lo que se denomina una roseta. De la parte central se desarrolla el tallo que termina produciendo la alcachofa, que es una flor sin terminar de desarrollar, que constituye la parte comestible de la planta.

Recolección: La recolección es manual, se selecciona según su estado de maduración y con sucesivos pases para su recogida. La recolección y el transporte del producto a los centros de transformación se realiza con el mayor esmero, procurando evitar la deshidratación.

Selección: Las alcachofas que vayan a ser amparadas por la Indicación Geográfica Protegida, deben ser seleccionadas cuidadosamente antes de ser embaladas, eliminando los frutos que no se ajusten a las normas de calidad y calibre establecidos.

 

Comercialización

En fresco

  1. Alcachofas con tallo. El tallo puede medir hasta 18 cm y presentar una o dos hojas enteras. Van etiquetadas para su venta por docenas, formando manojos. 
  2. Alcachofas sin tallo. El tallo no debe sobrepasar los 10 cm de longitud sin hojas. Van etiquetadas para su venta por kilogramos.

En conserva

  1. Corazones de alcachofa enteros.
  2. Corazones «en mitades».

La certificación de Alcachofa de Tudela es la única Indicación Geográfica Protegida de ese alimento en conserva, se encuentra siempre en envases de vidrio y en su proceso de elaboración no pueden añadirse acidulantes ni correctores de la acidez, asegurando de esta manera que el pH del producto elaborado es el propio del producto fresco, en cualquier caso, con valor mínimo de 5,0.

Beneficios de incluirla en tu dieta

Beneficios Alcachofa de Tudela

La Alcachofa de Tudela posee múltiples vitaminas y minerales.

Historia

La Alcachofa de Tudela, también conocida como “la flor de la huerta” logró la Indicación Geográfica Protegida (IGP) en 2001 tanto para ese producto fresco como en conserva, siempre que fuera elaborado en unas de las 33 localidades de la Ribera de Navarra, con la comarca de Tudela como centro de gravedad.

Contacto

I.G.P. Alcachofa de Tudela

Los primeros cultivos de esta hortaliza en Navarra se remontan a la época de Al-Ándalus. Desde entonces, los agricultores tudelanos han ido trabajando tenaz y meticulosamente el proceso de selección para conseguir el cultivo de la Blanca de Tudela. De hecho, en Navarra esa es la única variedad de alcachofa que se cultiva.

Sin embargo, y dado el éxito y notoriedad que esa alcachofa empezó a adquirir en toda España en la década de los 80 por su textura crujiente, su sabor ligeramente amargo y su jugosidad, la planta originaria de Navarra comenzó a sembrarse por todo el país. 

Los agricultores de la comarca de Tudela no se quedaron de brazos cruzados y lucharon para obtener una identificación propia para su variedad. En 2001 la Alcachofa de Tudela, logró la Indicación Geográfica Protegida (IGP), tanto para ese producto fresco como en conserva, siempre que fuera elaborado en unas de las 33 localidades de la Ribera de Navarra, con la comarca de Tudela como centro de gravedad.

Certificación

Todos los procesos de cultivo, elaboración, envasado y etiquetado de producto final son auditados por el Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias, S.A. Éste es el organismo de control de la IGP encargado de garantizar que el producto acogido cumple los requisitos exigidos por su Pliego de Condiciones. 

INTIA está acreditado por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) conforme a la Norma Europea UNE-EN ISO/IEC 17065:2012.

El sistema de certificación implantado se basa en:

Control en el campo
Control de almacenistas
Control en la industria
Control de calidad del producto terminado
Controles Alcachofa de Tudela

Alcachofa de Tudela

Puede encontrarse en el mercado en conserva y en fresco, una corta temporada en otoño y otra más larga en primavera. En ambos casos, el producto debe estar perfectamente identificado con el nombre completo “Alcachofa de Tudela” y el logotipo de la Indicación Geográfica Protegida.

En fresco, la Alcachofa de Tudela se vende por docenas con tallos y hojas o por kilos sin tallo. Se la identifica porque lleva una banda numerada con el logotipo de la IGP y el sello Reyno Gourmet. 

En conserva, solo se admite en envase de vidrio y no debe incluir acidulantes ni correctores de acidez, de esta manera se logra que una alcachofa con un más sabor natural. La identificamos porque lleva una contra etiqueta numerada del Consejo Regulador.


Conserva

Fresco

This site is registered on wpml.org as a development site.